Bacalao al pil pil

Cómo hacer bacalao al pil pil

Bacalao al pil pil con patatas

Me encanta el bacalao por su versatilidad y sus mil maneras de cocinarlo. Se puede poner de muchas formas diferentes, y en ninguna falla. Y simplemente con un poco de ajo, aceite y una guindilla es suficiente para crear un magnífico plato.

Ingredientes necesarios para 4 personas:

Bacalao al pil pil con patatas
  • 1 kilo de lomos de bacalao fresco
  • 3 dientes de ajo
  • 2 guindillas
  • 300 ml de aceite de oliva
  • 500 gr de patatas pequeñas
  • Sal, al gusto

Paso a paso

Paso 1. Si utilizas patatas pequeñas (del tamaño de una pelota de ping pong) no hace falta ni que las peles ni que las partas. Ponlas enteras en una bandeja, sazónalas y rocía un poco de aceite de oliva por encima. Si las patatas son más grandes lávalas bien y córtalas en rodajas un poco gorditas.

Paso 2. Introduce las patatas en el horno calentado a una temperatura de 200ºC durante 20 minutos, hasta que estén tiernas y cocidas por dentro.

Paso 3. Mientras se cocinan las patatas, pon al fuego una sartén amplia con el aceite que te ha sobrado y caliéntalo a temperatura media. Una vez que esté caliente, añade los dientes de ajo pelados y troceados en láminas, y sofríelos durante 2 minutos.

Paso 4. Añade la guindilla y deja que el aceite se infusione con el sabor de los ajos y la guindilla. Cuando todavía no haya cogido color, saca los ajos y la guindilla aparte.

Paso 5. Añade el bacalao limpio y fríelo primero por la parte de la piel y luego dale la vuelta para que se haga por el otro sitio. No es necesario tenerlo mucho tiempo al fuego, con un par de minutos por cada lado es suficiente.

Paso 6. Retira el pescado a un papel absorbente y deja que el aceite se enfríe ligeramente para poder ligarlo. El aceite estará cubierto con una capa blanca, que es el líquido gelatinoso que suelta el bacalao, el elemento que une la salsa. Para ligarlo, utiliza el alambre de un colador y empieza a darlo vueltas, como si fuera una cuchara.

Paso 7. Tras unos minutos revolviéndolo de esta manera, la salsa tiene que empezar a espesarse y ligarse (ya no tiene que haber dos ingredientes: aceite y jugo, sino ser uno solo). Una vez que esté ligada, hay que probarla y añadir sal si es preciso.

Paso 8. Para servir el plato, ponemos el bacalao con la piel para arriba sobre un plato, se añade una pequeña cantidad de ajos y guindillas y se cubre con el pil pil. Acompáñalo con unas patatas asadas y listo.