Bacalao al pil pil

Cómo hacer bacalao al pil pil

Bacalao al pil pil fácil

Bacalao al pil pil fácil

En la cocina no siempre es todo complejo y con muy pocos ingredientes se pueden preparar platos casi de alta cocina. En esta ocasión queremos compartir con vosotros una deliciosa receta que se tarda muy poco tiempo en hacer y el resultado es verdaderamente espectacular, el bacalao al pil pil.

Para preparar este plato necesitaréis estos ingredientes:

  • 4 trozos de lomo de bacalao.
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra (0,4º suave)
  • 6 dientes de ajo grandes.
  • 5 guindillas cayena.
  • Perejil fresco recién picado.

Modo de elaboración

Comenzaremos poniendo el aceite de oliva en una cazuela (si queremos preparar más salsa tendremos que incorporar más del que os hemos dicho).

En ese aceite freiremos los ajos laminados para que se doren y los sacaremos a un plato con un papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite. Después freiremos las guindillas y las reservaremos junto a los ajos.

Retiraremos la cazuela del fuego y esperaremos a que el aceite se temple e incorporaremos el bacalao (que previamente habremos desalado) y lo confitaremos a fuego mínimo durante seis minutos por cada lado, procurando mover la cazuela para que el bacalao suelte su gelatina.

Debemos tener en cuenta que lo queremos confitar y no freír. Si vemos que comienza a freírse, retiraremos el aceite del fuego y dejaremos que enfríe para después volver a ponerlo y dejar que se confite el pescado.

Una vez hecho, sacaremos el pescado y lo reservaremos. Con la ayuda de un cazo iremos quitando el aceite de la cazuela, procurando dejar la gelatina que se habrá depositado en el fondo.

Cuando nos quede la gelatina junto a un poco de aceite tendremos que utilizar unas varillas para emulsionarla y cuando lo hayamos conseguido iremos incorporando el resto del aceite poco a poco mientras continuamos con las varillas. Debe quedarnos una salsa con textura, el pil pil.

Ahora solo queda calentar el bacalao, emplatarlo, napar con el pil pil por encima y echarle los ajos y las guindillas cortadas así como un poco de perejil fresco recién picado si queremos.

Consejos

A la hora de comprar el bacalao debemos fijarnos que éste tenga color blanco marfil, así como tampoco debe tener ningún golpe o tener zonas rotas o machacadas. También debemos fijarnos en que la sal tenga un buen color.

Si podemos olerlo debemos fijarnos en que el olor sea agradable (dentro de lo que se puede esperar de un producto en salazón) Debemos evitar comprar piezas que tengan olores demasiado penetrantes, dado que esto demuestra que han estado demasiado tiempo en curación o que no ha sido la correcta.