Bacalao al pil pil

Cómo hacer bacalao al pil pil

Bacalao al pil pil con bacalao fresco

Aunque el bacalao al pil pil puede hacerse con el bacalao que todos conocemos, el que se mantiene en salazón, también se puede preparar de otro modo, con bacalao fresco, que es como os vamos a enseñaros a hacer en esta receta.

Para la elaboración de este plato necesitaremos:

Bacalao al pil pil con bacalao fresco
  • 4 lomos de bacalao fresco.
  • 4 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra (0,4º suave)
  • Harina.
  • Sal (al gusto)
  • Una ramita de perejil (opcional)

Modo de elaboración

Para que este plato salga mejor utilizaremos una fuentede barro, la cual debemos cubrir su base con un chorro de aceite de oliva. La pondremos al fuego y mientras adquiere temperatura pelaremos los ajos y los laminaremos.

Después los doraremos en el aceite y los reservaremos en un plato para más adelante y retiraremos la fuente del fuego. Salaremos al gusto los lomos de bacalao y los enharinaremos.

Incorporaremos a la fuente con la piel hacia abajo y cogiendo la fuente con las dos manos iremos moviéndola haciendo movimientos circulares, lo que hará que poco a poco el bacalao vaya soltando las burbujas de gelatina.

Si continuamos veremos que el aceite se irá cuajando poco a poco, por la acción de la gelatina y de la harina que tiene el bacalao. Tendremos que estar moviendo la fuente durante unos minutos y después le daremos vuelta al pescado y repetiremos el paso.

Para ligar mejor la salsa lo que podemos hacer es sacar el bacalao y utilizar unas varillas, con lo que conseguiremos rápidamente que nos quede una salsa con espesor.

Cuando lo hayamos conseguido incorporaremos de nuevo el bacalao y calentaremos un rato a fuego lento, incorporándole también los ajos que teníamos reservados desde el principio.

En este paso debemos tener en cuenta que lo que queremos es calentar el bacalao, no cocinarlo, eso ya lo hemos hecho antes con su confitado en el aceite. Por eso lo que nos interesa es que todo adquiera temperatura y ya podremos emplatar, napando bien el pescado con la ayuda de un cucharón y poniéndole también el ajo laminado por encima.

Consejos

En este caso, como hemos utilizado bacalao fresco sin haber estado con el tradicional proceso de salazón, tendremos que buscar el equilibrio de sal, porque en ocasiones, el bacalao fresco que podemos comprar en la pescadería o el que viene en bandejas no tiene demasiada sal o en ocasiones ninguna, aspecto que debemos tener muy presente.